Feeds Bookmark these links in your RSS reader.
 

Resources

¿Qué podemos saber acerca del Cielo? (El Cielo para Niños, capitulo 1)

¿Es el Cielo un lugar real?

Antes de contestar a esa pregunta, déjame contarte una historia. Comenzando en el año 1271 d.C., un explorador llamado Marco Polo viajó desde su ciudad natal, Venecia, en Italia, a China y no regresó a su hogar por veinticuatro años. ¡Ese sí que fue un l-a-a-r-g-o viaje! Cuando regresó a Venecia, él describió un mundo que la gente de Italia nunca había visto. Aunque China era un lugar real, era muy diferente de Italia. Así que Marco Polo tuvo que usar descripciones vívidas e ideas que la gente de Venecia conocía para describir lo que había visto.

¿Por qué debemos esperar con ansias el Cielo? (Introducción de El Cielo para Niños)

¿Realmente necesito pensar en el Cielo?

Suponte que tu papá o tu mamá dijeran que te vas a mudar a un lugar nuevo. ¿Qué es lo primero que harías? Les harías preguntas, ¿verdad? Querrías saber todo, el quién, el cómo, el cuándo, el dónde y el por qué acerca del lugar adonde vivirás.

Cuando veamos el rostro de Dios (Día 3 de 50 Días del Cielo)

[Los siervos de Dios] lo verán cara a cara. —Apocalipsis 22:4

Me levantaré de los muertos. . . . Veré al Hijo de Dios, el Sol de Gloria, y brillaré como brilla el sol. Seré unido al Anciano de Días, a Dios mismo, para quien el tiempo no existe, nunca comenzó. . . . Ningún hombre jamás vio a Dios y vivió. Y sin embargo, yo no viviré hasta que vea a Dios; y cuando lo haya visto, nunca moriré.[1] —John Donne

Con una mente celestial y útiles en la Tierra (Día 2 de 50 Días del Cielo)

Busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra. —Colosenses 3:1-2

Es desde que los creyentes, en gran parte, han dejado de pensar en las cosas del otro mundo, que se han vuelto tan inefi caces en este. [1]  —C. S. Lewis

A través de los años, muchas personas me han dicho: “No deberíamos pensar acerca del Cielo. Deberíamos pensar sólo en Jesús.”

Si tan sólo pudiéramos ver la costa (Día 1 de 50 Días del Cielo)

Alégrense de que sus nombres están escritos en el cielo. —Lucas 10:20

Nos conviene pasar nuestra vida como un viaje hacia el cielo. . . . ¿Por qué deberíamos trabajar o dedicarnos a ninguna otra cosa, sino a lo que es nuestro fi n apropiado y nos traerá felicidad verdadera? [1] —Jonathan Edwards

La vida en este mundo, la forma en que es ahora y la forma en que nosotros somos ahora, no es fácil, ¿no es verdad?

Aprendiendo a ver en el país de los ciegos (Introducción de 50 Días del Cielo)

La mayor parte de las culturas creen en la vida después de la muerte. La pregunta no es si la gente va a vivir para siempre, sino dónde van a vivir y en qué condición. La mayor parte de las culturas también tiene un concepto del Cielo y del Infi erno. Ve a algunas personas como que tienen una calidad de vida eterna que es mucho más que una simple existencia, y a otras las ve viviendo en un estado de muerte eterna más bien que de vida. Este punto de vista por cierto que es compatible con lo que enseñó Jesús: “Aquéllos [los injustos] irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna” (Mateo 25:46).

El Cielo: guía de studio (un extracto)

Haga clic en el enlace de arriba para leer un extracto de El Cielo: guía de studio por Randy Alcorn.

Reto de valientes, capítulo 1

Un Ford F-150 SuperCrew rojo circulaba por las calles de Albany, Georgia. El conductor de la furgoneta rebosaba optimismo, tanto que era incapaz de prever las batallas que estaban a punto de golpear su ciudad natal.

La vida va a ir bien aquí, se decía a sí mismo Nathan Hayes, de treinta y siete años. Tras pasar ocho años en Atlanta, Nathan había llegado a Albany, en dirección sur a tres horas de distancia, con su esposa y sus tres hijos. Un trabajo nuevo. Una casa nueva. Un nuevo comienzo. Incluso una furgoneta nueva.

¿Anhela usted el cielo? (El Cielo, capitulo 1)

¿Anhela usted el cielo? El Cielo capítulo 1

Es natural que el hombre que está a punto de navegar hacia Australia o Nueva Zelanda como colonizador esté ansioso por saber algo sobre su futuro hogar, su clima, sus condiciones de empleo, sus habitantes, la forma en que se hacen las cosas allí y sus costumbres. Todos estos asuntos le interesan profundamente. 

El tema del cielo (El Cielo, Introducción)

Introducción de El Cielo

No se angustien. Confíen en Dios y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté. Ustedes ya conocen el camino para ir adonde yo voy. Juan 14:1-3

You are viewing page 1 of 275. Displaying 1 - 10 of 2742 items.

Feeds Bookmark these links in your RSS reader.